viernes, 20 de octubre de 2017


Este famoso mito dice que el Golfo de Alaska es un lugar donde las aguas procedentes de 2 océano, el Pacífico del Norte y el Mar del Bering, provocan un fenómeno inusual que ha sido mostrado en diferentes fotos y vídeos en las redes sociales.


Se dice que sus aguas son tan distintas que chocan en su naturaleza, sin llegar a mezclarse. Por eso, las dos aguas de estos mares, en algunos puntos, llegan a verse enfrentadas, como si fuesen dos aguas con colores distintos.

Esta noticia no inicio Internet y medios de comunicación en este mes sino que lleva años en Internet y uno de los últimos vídeos tiene más de 68 millones de reproducciones en tan solo dos semanas.

Varias personas nos han enviado este vídeo para que encontremos una explicación así que yo no vine a contarles una historia vine a contarles la verdad.

Primero que todo cabe aclarar que las imágenes y vídeos que circulan sobre este fenómeno son reales, una de las fotografías que se ha vuelto más viral fue publicada en el 2007 por el profesor de los océanos y ciencia Ken Bruland mientras se encontraban en una expedición.

Tanto esta fotografía como otros vídeos son publicadas en Internet y medios de comunicación con el título “el lugar donde dos océanos se juntan pero no se mezclan.

Ahora bien lo que vemos en las fotos y vídeos no son dos océanos mezclándose sino que es agua derretida de los glaciales encontrándose con el agua el golfo de Alaska.

Este tipo de fenómeno es conocido como Eddies y son remolinos generados por las corrientes oceánica. Son motores naturales que distribuyen las aguas y los sedimentos y pueden tener cientos de kilómetros de diámetro. Son visibles, incluso, desde un satélite.

Los remolinos junto a la costa de Alaska a menudo llevan consigo enormes cantidades de sedimentos glaciales, arrastrados por ríos como el Copper, el cual arrastra una cantidad de arcilla, que “colorean” y enturbian el agua. Los eddies son fenómenos naturales muy conocidos y estudiados y fue el mismo Ken Bruland en el 2007 quien desmintió este mito mientras estudiaba sus propiedades.

Para finalizar el agua si se mezcla entre sí pero no lo hace de forma inmediata, La diferencia de densidad, debido a la temperatura o la salinidad, hace que dos aguas se comporten como dos líquidos distintos pero con el tiempo ambas aguas se homogeneizarán y se mezclarán de manera natural. En ocasiones pueden durar días o meses.

Cabe aclarar que este fenómeno es bastante común y pasa en todo el mundo y gracias a la tecnología hoy podemos verlo en diferentes lugares.

En conclusión aunque estos no son dos océanos que se juntan y no se mezclan, si son dos masas de agua que por ser de distinta procedencia se puede ver su diferencia y la explicación a este impresionante fenómeno no deja de maravillarnos de la belleza de la naturaleza. Juzguen ustedes mismo.


Compartelo en:
Recomendados